Paola Torres

hace 2 años · 1 min. de lectura · visibility 0 ·

chat Contactar con el autor

thumb_up Relevante message Comentar

Acéptalo, cuidar de tu hogar no es solo cosa tuya: necesitas un seguro

Si hay un intangible en el que merece la pena invertir, es un seguro para la protección de tu patrimonio. Cotidianos, como el hábito de la limpieza, deberían ser también otros rituales para cuidar lo que hemos construido con sacrificio y trabajo.

Sin embargo, es sensato reconocer que en ese afán de cuidado hay aspectos que no podemos abarcar por nuestra cuenta. La seguridad del espacio doméstico, el mobiliario y las pertenencias que alberga es una de ellas, por más que nos esmeremos en hacernos cargo.

En este punto, me viene a la mente el recuerdo de una mujer, propietaria de una casa de huéspedes, a quien alquilé una habitación por unos meses durante una estadía en el extranjero.

Instalado al exterior del inmueble el medidor de la luz, era común que un grupo de vándalos lo tomara y no como préstamo. Mi rentera, colérica y celosa de lo suyo, colocaba cada vez frente al hueco donde estaba el medidor un letrero manuscrito y en altas:

“AL QUE SE SORPRENDA LLEVÁNDOSE EL MEDIDOR SE LE CASTIGARÁ CON TODO EL PESO DE LA LEY. HABRÁ REVISIONES CONTINUAS”.

No había en aquel país ley ni castigo, ni mi rentera halló tiempo o voluntad para concretar las inspecciones anunciadas. Había, eso sí, el cuadro surrealista de un nuevo letrero colgado puntualmente después de cada hurto.

Nunca entendí por qué no contrató una póliza de seguro, previsión que le habría ahorrado el reemplazo de tantos aparatos e incluso habría podido garantizar la seguridad de sus bienes personales –y de elegir una póliza de cobertura amplia–  y también se habría protegido de un posible robo de efectivo estando dentro o fuera de casa. Incluso hasta un seguro de vida habría sido buena idea debido a la inseguridad de su colonia.

Habría obtenido el beneficio de un monto por gastos de responsabilidad civil, de manera que, en el caso de un fallo en las tuberías o cualquier otro incidente en el inmueble, que resultara perjudicial para terceros, la compañía de seguros habría asumido los costos.

Incendios, accidentes graves y pérdidas asociadas a contingencias ambientales son otros de los escenarios en los que contar con un seguro de vivienda es, si no una salvación, por lo menos la certeza de recuperar buena parte de lo invertido en un patrimonio.

Por otro lado, la mayoría de las pólizas incluyen asesoría jurídica en situaciones de conflicto por lo que es conveniente ponerse en manos de los expertos y aceptar que existen formas más efectivas para asegurar tu hogar.

Acéptalo, cuidar de tu hogar no es solo cosa tuya: necesitas un seguro


thumb_up Relevante message Comentar
Comentarios

Más artículos de Paola Torres

Ver blog
hace 1 año · 1 min. de lectura

Hornos de leña, tendencia en decoración para cocinas exteriores

¿Alguna vez has deseado hacer tu propio pan o pizz ...

hace 1 año · 2 min. de lectura

Tips de moda para chicas curvy

Seamos sinceros, las tendencias de moda se orienta ...

hace 1 año · 1 min. de lectura

Cómo elegir el mejor cerramiento para tu negocio

Tienes un negocio con espacio al aire libre y no s ...